EL EQUILIBRIO¿CÓMO HALLARLO? III

EXCELENCIA

Sigamos con la excelencia,

El mundo en que vivimos es el mundo en que hemos elegido vivir sea conciente o inconscientemente. Nuestras creencias son planteamientos organizadores de la percepción específicas y coherentes.

El camino hacia el triunfo puede describirse así:

– Saber a dónde quiere uno ir

– Emprender la acción

– Ver qué resultados obtiene

– Mostrarse flexible para cambiar hasta alcanzar el éxito.

Lo mismo sucede con las creencias. Hay que descubrir las creencias que fomentan los objetivos de uno, que le hacen ir donde uno quiere ir. Si las creencias que tenemos no te sirven para eso, abandónalas y prueba con otras nuevas.

Para modelar la excelencia, hemos de empezar con los sistemas de creencias de la excelencia.

Esas siete creencias capacitan a la gente para usar a fondo sus recursos, hacer más y producir grandes resultados.

Creencia Nº. 1: Todo ocurre por su motivo y razón y todo puede servirnos.

Se necesita mucha disciplina para saber en un determinado momento rehacer los propios pasos, aprender las lecciones dolorosas, recomponer la guardia y explorar nuevas posibilidades. Pero esa es la única manera de saldar positivamente lo que parezca un resultado negativo

El primer paso para cambiar, es darse cuenta de ello

Creencia Nº. 2: No hay fracasos – sólo hay resultados. Muchos de nosotros hemos deseado una cosa y obtenido otra.

Los triunfadores no ven fracasos, ven desenlace y resultados .Quienes creen en el fracaso se garantizan prácticamente una existencia mediocre a sí mismos.

Quienes alcanzan la grandeza no perciben el fracaso ya que no se fijan en él, no dedican emociones negativas a una cosa que no sirve.

Uno siempre produce un resultado y si no es el que deseaba, no tiene más que modificar sus acciones y obtendrá otros resultados nuevos.

Creencia Nº. 3: Asumir la responsabilidad, pase lo que pase.

Somos nosotros quienes generamos nuestras experiencias en la vida ( acción o pensamiento) y que podemos aprender de todas ellas. Asumir la responsabilidad, es una de las medidas que mejor definen el poder y la madurez de la responsabilidad. Al asumir la responsabilidad no tiene nada que perder y si mucho que ganar. El que domina la situación tiene asegurado el éxito.

Al retener y asumir la responsabilidad de ella, tú, tienes el poder de cambiar los resultados que va obteniendo

Creencia Nº. 4: No es necesario entender de todo para poder servirse de todo

Si nos fijamos en las personas que detentan poder, resultan por lo general que poseen un conocimiento práctico suficiente de muchos temas, pero poco dominio de todos y cada uno de los detalles de las empresas que acometen.Muchos de los que triunfan, están convencidos de que no necesitan saberlo todo sobre algo, antes de poder utilizarlo. Saben cómo servirse de lo esencial sin necesidad de abrumarse con todos los detalles.

Quienes tienen éxito se caracterizan por su especial habilidad para distinguir entre los que tienen necesidad de entender y lo que no.

Creencia Nº. 5: Nuestros mayores recursos, son los recursos humanos

Los individuos excelentes, tienen un sentido de tremendo respeto y aprecio hacia las personas. Poseen el espíritu de equipo, el espíritu de la unidad y de los objetivos comunes.No hay éxito duradero sin relaciones entre las personas. Hemos de permanecer siempre alerta, rectificar nuestra conducta y recalibrar nuestras acciones para estar seguros de ir donde queramos.

Decir que uno trata a la gente con respeto, no es lo mismo que hacerlo

Creencia Nº. 6: El trabajo es un juego

El secreto del éxito está en convertir la vocación en vacación, esto es lo que hacen los triunfadores. El trabajo debe ser como un juego para la mayoría de nosotros, se debe ver como una manera de averiguar hasta donde somos capaces de llegar, de aprender cosas nuevas, de explorar nuevos caminos.

El mundo personal y laboral, se enriquece cuando uno les aporta la misma vitalidad y la curiosidad que pone en sus juegos

Creencia Nº. 7: No hay éxito duradero, sin una entrega personal

Los grandes triunfadores, no son los mejores, ni los más brillantes, sino los mas perseverantes .

Otra manera de definir el éxito definitivo consiste en:

– Saber el desenlace que se quiere

– Modelar lo que puede servir

– Actuar

– Desarrollar la agudeza para saber por dónde se va

– y seguir perseverando hasta llegar adonde se pretenda

Los triunfadores son los que están dispuestos a poner lo que haga falta para triunfar

Las personas no carecen de recursos, carecen de control sobre sus recursos. Podemos cambiar cualquier sensación, emoción o comportamiento propio en cuestión de instantes.

Sólo hay que aprender a aumentar la potencia de los circuitos que llevan al éxtasis y cortar la corriente a los circuitos del dolor. Para producir un resultado, hay qué saber que ingredientes lo componen y los ingredientes de todas las experiencias humanas derivan de nuestros cinco sentidos, o modalidades. Lo esencial es saber con exactitud qué proporción de cada ingrediente se debe utilizar.

Casi todos nosotros tenemos ciertas submodalidades claves que desencadenan reacciones inmediatas en nosotros.Las sobmodalidades son las herramientas para penetrar de verdad, en lo que ocurre en la mente. Viene a ser la dosis exacta de los ingredientes que se necesitan para crear un resultado

De la experiencia visual se debe averiguar si es oscura o luminosa, si es blanco o negro o en color, y si es móvil o estática.

– De la experiencia auditiva conviene saber si es tenue o estrepitosa, próxima o lejana, resonante o tintineante.

– De la experiencia táctil se averigua si tiene las cualidades de blando o duro, de lo afilado o redondeado, de lo flexible o rígido

Otra distinción importante es la que estriba en saber si una imagen es asociada o disociada.La imagen asociada es la que uno experimenta como si estuviese realmente allí, uno la ve a través de sus propios ojos La imagen disociada es la que uno experimenta como si fuese un espectador alejado y diferente de uno mismo

.Mediante el uso de distinciones de submodalidades como la de asociación frente a disociación, uno puede cambiar radicalmente sus experiencias vitales.

El ser humano puede dirigir su cerebro para generar cualquier estado o conducta que favorezca a sus objetivos o necesidades superiores.

Todas las personas tienen acceso a las tres modalidades o sistemas de representación, el visual, auditivo y cenestésico , pero los individuos los utilizan en medida diferentes. En el pasado usted estaba a merced de los resultados de sus representaciones internas, ahora usted puede dirigir concientemente su cerebro.

También podemos tomar las experiencias favorables e intensificarlas, tomar las pequeñas alegrías de la vida y hacerlas más grandes, para iluminar su visión del día y sentirse más ligero y feliz.

La frustración, la depresión o el éxtasis no son objetos materiales. Son procesos creados por determinadas imágenes y sonidos mentales, así como por actos físicos, todo lo cual controlamos conciente o inconscientemente. Con esto no se dice que debemos ignorar los problemas, hay situaciones en que debemos afrontarlos, pero de nosotros depende en quedarnos en ese estado que nos causa el problema o alejarnos de él.

El cerebro cuenta además con un sistema de archivo, algunos almacenan a la izquierda las cosas en que creen y a la derecha aquello acerca de lo cual no se sienten seguros.                                                                                                                                  

Cuando alguien se rige por un sistema de codificación así, basta con inducirle a retirar del lado derecho y a poner en el izquierdo una cuestión cualquiera, para que empiece a sentirse segura de ella. Tan pronto se ve clasificada en el lado de las cosas que cree, empieza a creer en una idea o un concepto que sólo momentos antes contemplaba con incertidumbre. SEGUIRÉ CON UNA 4ª PARTE    

                                                                                        ranita

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a EL EQUILIBRIO¿CÓMO HALLARLO? III

  1. ALEX dijo:

    De seguro yo se…donde ir, y en este tapiz verde encuentro equilibrio. Como no…optar por la luz para optenerlo…y eso lo tienes tú…y pocos más…xDDDD  El triunfo, económico, social, de relación, de…… al final…. pues eso, lo ke dicen: ke te kiten lo bailao…y de verdad ke aunke no…cuando te vas pallá te acuerdas de poco. Odio a los cienciologos ke todo lo basan en eso, odio hasta las operaciones triunfo…..
    No kites el spa, porfa… entonces si ke andaríamos algunos desequilibrados: esto es un templo de la razón. Y tú, muy guay. Besos.

  2. ALEX dijo:

    Pues es todo un compromiso cuando te paran por una alcoholemia…Si kieres fiesta, sube al norte…este finde en Oliva, moros y cristianos, juerga a tope…Yo bajaré hacia el sur…besos y mis meseos de ke pases un buen fin de semana.

  3. megapureta dijo:

    Básicamente, estoy de acuerdo con todo lo que aquí planteas, menos co una cosa, dices que si tus creéncias te impiden alcanzar un objetivo, debes cambiar de creéncias. Particularmente, yo prefiero cambiar de objetivo, a renunciar a mis creéncias.Por lo demás, le doy la razón a Alex, tu espacio, es un templo de la razón, da gusto pasarse por aquí, hace algún tiempo que no lo hago, estuve fuera unos días, pero me pasaré a leér el resto. Un saludo desde el norte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s